top of page
Buscar

Un poco sobre mi...


Pues si, querido tocayo, este soy yo. La foto anterior era de cuando llegué a mi nuevo hogar, hace ya dos años. Ahora soy un gato adulto, que cumple con todas las obligaciones de ser gato. Duermo 18 horas al día, como sin conocimiento todo lo que pillo, con especial adicción al choped de lata El Pozo (soy un gatito gourmet) y procuro molestar a mi humana en los momentos que menos se lo espera, como cuando duerme y es mi hora de ser mimado. Convivo con otras dos gatitas de mi misma raza, Sophie y Agnes. Sophie es una gata seria, responsable, trabajadora... dirije la compañía familiar, pero eso ya te lo contaré otro día. Y Agnes, mi morena, de la cual me encuentro perdidamente enamorado, aunque ella no me hace mucho caso.

¿Sabes, querido tocayo, lo primero que me llamó la atención cuando llegué a mi nuevo hogar? Que siendo una casa tan bella, tan magnífica, donde todo esta cuidado con tanto mimo, tuviera detrás una pared tan guarra. Si, Alfonso, guarra. Y no digamos el patio, ese minúsculo donde habitas, donde se encuentra la ventana desde la que chismorreas... ese... He oido decir a mi humana contar que en 23 años que lleva aquí de residente, jamás ha sido pintado. ¿Que pasa Alfonso? ¿Eso no te preocupa? Pues debería!! Y encima el vecino de abajo se ha puesto un aire acondicionado y ha pasado los cables junto a tu ventana!! Que desconsideración!! Empizo a entender por qué andas siempre enfurruñado con la vida... con lo bello que es vivir...

Una cosita que se me viene a la mente... Si mi humana lleva aquí 23 años residiendo, eso la convierte también en vecina ¿no? Es decir, que también como vecina tendrá sus derechos ¿no? Tendremos que explorar eso... Creo que por hoy, ya me he empleado bastante. Tengo que dar un coscorrón antes de la hora de comer, que luego no hay quien me aguante. Sé positivamente que me echaras de menos, pero vuelvo pronto. No te preocupes. Como dice el gran Xenet, entre mi balcón y tu ventana iremos tendiendo puentes colgantes (porque yo tengo balcon, siendo gato y tu ventana siendo humano, por cierto minúscula y de madera, sin restaurar, original del edificio, tan sucia como la pared). Es lo que tiene, el mundo es así, no lo he inventado yo

Hasta muy pronto, querido tocayo!!

12 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page